Reflexiones infantiles



Cosas raras hay en todos lados, pero a mi siempre me causo intriga lo que ven en la foto.

No es que en Temperley exista un ¨aeropuerto¨ de OVNIS ni que José de Ser era ciudadano ilustre.

Durante mi infancia, con la tierna inocencia que un niño de 5 años tiene, creí firmemente que eso que estaba ahí era un plato volador de verdad que había estacionado ahí por que se había quedado sin nafta y no les alcanzo la plata para llenar el tanque y volverse a su casa. Pero tenia mis dudas al ver que de noche el plato volador tenia luces alrededor que prendían y apagaban.

Años tarde en enterarme que en realidad era un tanque de agua, y otros tantos en enterarme que las luces en realidad eran simples foquitos de colores....

Otros tantos tarde en darme cuenta que la luz de la heladera se apagaba sola, siempre creí que quedaba prendida y mucho tiempo después me entere que cuando uno cerraba la puerta había un pestillo que hacia que la luz se apague.

Y así con el pasar de los años fui derribando mitos que hacían que mientras tomaba mi vaso de nesquick y veía La Ola Verde en el viejo televisor Philips 20 pulgadas pensara que existían duendes o pequeños hombrecitos del tamaño de los Playmovil haciendo que las cosas funcionen.

Tambien me pasaba cuando era chico en San Clemente del Tuyu, que salíamos de jugar a los jueguitos por la Peatonal 1 y veía un negocio grande donde se veían sillones mullidos con mucha gente sentada ahí y yo me preguntaba que era eso? Una mueblería abierta tan tarde? Por que todos los sillones de este negocio son iguales?

Ahí me dijeron que era un lugar donde la gente que no tenia casa iba a dormir,pero no me cerraba esa idea. Si no tenían casa, para que se iban hasta allá? No era mejor que se queden en Buenos Aires? No era que los que no tenían casa andaban siempre sucios y mal vestidos? Por que esa señora rubia estaba tan bien vestida si no tenia casa? Se gastaba los australes comprando ropa en vez de comprarse una cosa?

Después entendí que eso se trataba de un hotel.

Bueno, acá termina mi post. Hace 10 minutos que estoy pensando en algún remate interesante o maso menos cómico pero tengo las neuronas en paro por tiempo indeterminado pidiendo un aumento del salario mínimo de 400 pesos mas un mes de vacaciones con todos los gasto pagos.

Adiós, gracias por pasarse

8 comentaron:

gallega dijo...

JAVIER AMIGO!!YO TAMBIEN ERA ASI!!ES LOGICO ES QUE VAS DESCUBRIENDO COSAS Y LA FANTASIA DE SER NIÑO AYUDA!!!!!

La Mascarada dijo...

Lo de los duendes entonces no era verdad?

Me lleva la cachetada!

Besos!

Mumina dijo...

No me cagues la ilusión de Papá Noel,los Reyes Magos y el ratón Pérez porque te fulmino,Javi.

penelope dijo...

jajajaja!! y te falto el hombre de la bolsa, Mumi!

gallega dijo...

BUENOS DIAS JAVIER AMIGO!!!!!!!!!!!

Flor dijo...

Esas vivencias de la infancia son hermosas, porque vamos descubriendo cosas como dice la galle! No son tonterias, son importantes porque enriquece la imaginación!Uyyy cómo estoy hoy!!jajaja besos Javi

Julia dijo...

Yo era una soñadora que miraba siempre el cielo y viendo las nubes inventaba figuras e historias.

Gustavomdq dijo...

Me encantó el post¡